Las almendras son un fruto seco que se caracteriza por su riqueza en grasas beneficiosas para la salud y por su alto contenido en proteínas, minerales y vitaminas A, B y E.

Estos componentes le otorgan propiedades hidratantes, nutritivas y desinflamatorias.

El aceite de almendras se elabora con el fruto, por lo que recomendado por las múltiples propiedades que obtiene del mismo.

Aceite de almendras: usos, beneficios, propiedades

Propiedades y usos del aceite de almendras

El aceite de almendras es:

  • Emoliente
  • Hidratante
  • Desinflamatorio

Estas peculiaridades lo convierten en una excelente alternativa para realizar tratamientos de la piel, ya que mejora la piel seca, atenúa las arrugas y las estrías.

Dado que es un muy hidratante y contribuye a desinflamar la piel, es muy útil agregar  algunas gotas de aceite de almendras a la crema nutritiva o hidratante que se emplea diariamente. El uso periódico otorga suavidad  a la tez.

Puede ser usado puro o combinado con otros aceites. Una propuesta efectiva es la mezcla del aceite de almendras con el de rosa mosqueta. Esta combinación es ideal para mejorar la  piel seca, atenuar las arrugas y eliminar estrías.

Del mismo modo, es empleado como mascarilla para regenerar los cabellos maltratados, otorgándoles brillo y suavidad. En este caso, se sugiere aplicar dos cucharadas de aceite de almendras en el cabello y cubrirlo con un paño tibio. Se deja actuar entre veinte minutos y media hora y se enjuaga. Posteriormente  se lava con el shampoo que se utiliza cotidianamente.

También es recomendado en aromaterapia para disolver aceites esenciales.

Muchas personas emplean el aceite de almendras para calmar dolencias digestivas. En este caso, se toma en ayunas una cucharadita y tiene efecto depurativo.

Como antiinflamatorio,  puede fusionarse con otros aceites vegetales para quitar la secreción de los tejidos.

Es aconsejado como complemento proteico en dietas vegetarianas, porque las almendras tienen un alto porcentaje de proteínas que remplazan las proteínas animales.

Una de las recomendaciones más conocidas es la del uso del aceite de almendras para tener una piel suave  e hidratada. Tiene la propiedad de desinflamar y aplacar las inflamaciones cutáneas.

La propiedad antiinflamatoria  e hidratante lo convierte en un elemento usado para realizar masajes corporales.

Por otro lado, es sugerido para atenuar o eliminar las ojeras. El tratamiento consiste en aplicar gotas de aceite  en la zona debajo de los ojos y dar suaves masajes. El ideal es colocarlo antes de acostarse y dejarlo actuar durante toda la noche.

Componentes

El aceite de almendras posee vitamina B,  calcio, magnesio, zinc, hierro, fósforo y potasio. También tiene proteínas y ácidos grasos.

Todos estos componentes son  beneficiosos para el cuerpo.  Los cien gramos de almendras otorgan  quinientos setenta calorías  y por eso resulta un alimento fundamental para combatir el frío y brindar energía.

Aceite de almendras dulces

Un dato muy importante es que deben emplearse almendras dulces para preparar el aceite; ya que   otorgan  significativas ventajas para el organismo sin ningún tipo de toxicidad. Por el contrario, la variedad de almendras amargas son tóxicas.

Es un aceite que se ha empleado en tratamientos naturales desde la antigüedad y su aplicación para beneficiar la salud de la piel y el cabello es transmitido como receta  casera de generación en generación.

También es una alternativa interesante el uso del aceite de almendras como esencia aromática. En este aspecto, se colocan en hornillos algunas gotas y se expande la agradable fragancia por todo el ambiente.

El aceite de almendras dulces es especialmente una propuesta  simple y económica para quienes buscan mejorar  la salud de la piel y el cabello.