Luce una piel limpia y suave con este exfoliante de aceite de coco y sal

La mayoría de los exfoliantes reseca la piel. Sin embargo, si empleas el aceite de coco en la preparación exfoliante, la piel continúa hidratada de manera natural y evitas la fabricación extrema de grasa.

¿Porque exfoliar la piel diariamente?

Si bien la limpieza diaria remueve las partículas superficiales, estos tratamientos eliminan células muertas y residuos acumulados que permanecen después de la limpieza general.

exfoliante de aceite de coco y sal

El anexar aceite de coco a la preparación exfoliante asegura que todos los nutrientes que contiene beneficien el proceso de regeneración celular y por eso, se minimizan las manchas, el acné e imperfecciones.

Es importante saber que además de conseguirlo en comercios, el exfoliante puede prepararse naturalmente en la casa. Uno muy eficaz es el elaborado con aceite de coco y sal.

Aceite de coco y sal propiedades en conjunto

La sugerencia es armonizar las cualidades hidratantes del aceite de coco con los minerales fundamentales que posee la sal. Esta es una alternativa que puede emplearse en cualquier tipo de piel y además, tiene un costo mínimo, es decir que está al alcance de todos económicamente.

Aceite de coco

propiedades del aceite de coco

El aceite de coco es un producto orgánico reconocido por sus propiedades cosméticas y aunque es valorado por sus cualidades y uso medicinal, se ha convertido en un aliado interesante de las rutinas de belleza.

Contiene un alto porcentaje de ácidos grasos de cadena media, que penetran a través de los poros y favorecen la acción de las glándulas sebáceas, sin generar una creación oleosa excesiva. Por sus compuestos antiinflamatorios y antimicrobianos es un producto eficaz para facilitar el tratamiento del acné. Además posee antioxidantes, vitaminas y minerales que al ser asimilados por los tejidos; previene la aparición de signos prematuros de la edad, como arrugas y descamaciones.

Sal

propiedades de la sal

La sal tiene una textura granulada que permite remover con mayor facilidad las células muertas y suciedad acumulada. Por otro lado, tiene la peculiaridad de regenerar células, aliviando las agresiones que sufren los tejidos. Además, minimiza la presencia de barrillo.

Favorece la circulación y la oxigenación de las células, provocando una sensación de suavidad y limpieza.

La premisa es “Luce una piel limpia y suave con este exfoliante de aceite de coco y sal”. La propuesta es prepararlo en casa, de manera muy fácil y rápida, con un costo mínimo.

El principal cuidado que hay que tener es emplear un aceite de coco cien por ciento orgánico para garantizar la calidad nutricional.

Como preparar el exfoliante

Aplicación y uso

  1. Para la preparación hay que incorporar a media taza o cien gramos de aceite de coco orgánico;
  2. Tres cucharadas o treinta y seis gramos de sal gruesa o sal del Himalaya.
  3. Revolver las substancias con una cuchara de silicona o madera, hasta conseguir una crema espesa y granulada.
  4. Al finalizar hay que guardar el producto exfoliante en un frasco de cristal y en un lugar fresco y oscuro.

Aplicación y uso

Se aplica por las noches, realizando masajes suaves y circulares para la quitar la piel muerta y se deja actuar entre veinte o treinta minutos.

Posteriormente se lava con agua tibia.

Un buen consejo es realizar el tratamiento sólo dos veces por semana. Al hacerlo, comprobaras desde la primera vez se siente la piel tersa e hidratada.

Leave a Reply