El aceite de coco es reconocido por su importancia en la vida diaria en las personas que lo consumen de diversas maneras.

Es usado en su forma natural, extraído del fruto y también es empleado por la industria alimentaria,  por la farmacología y  por la industria de la belleza.

Si bien es muy buscado el industrializado, actualmente la tendencia marca que el aceite de coco virgen es el ideal para sanar cicatrices o problemas de piel, por lo cual es recomendado por los especialistas y cada vez tiene más adeptos.

En las zonas tropicales, donde los cocos se cultivan fácilmente, es muy popular su uso como aceite hidratante y como protección de los rayos del sol.

Así, los nativos lo ofrecen en las playas a muy bajo costo y lo promocionan como un excelente protector solar con un costo ínfimo.

aceite de coco

La popularidad del producto se ha extendido de tal modo que en la mayoría de los países europeos y americanos la industria lo promueve como  un producto de calidad para el cuidado de la salud.

En este sentido, en algunos países, la producción con este propósito es mayor a la producción de la industria alimentaria.

Ver:

Qué es el aceite de coco

El aceite de coco es un aceite vegetal extraído de la pulpa del coco. También se conoce como manteca de coco.

Contiene aproximadamente el noventa por ciento de ácidos saturados. Los ácidos son extraídos  comprimiendo  la pulpa de los frutos.

El prensado  puede realizarse artesanalmente, con morteros o industrialmente, de acuerdo a las necesidades de producción. El aceite se emplea como alimento o cosmético.

El aceite de coco virgen es un alimento que pasa de estado líquido a sólido con facilidad y esta modificación no altera la calidad ni las propiedades del mismo.

Muchas personas consultan sobre el aceite de coco  orgánico. Básicamente es el aceite de coco virgen producido de los cocos orgánicos, sin aditivos ni intervenciones de la industria.

Producción de aceite de coco

Procedimiento en seco

Es la forma tradicional de producir el aceite de coco. Se  emplea una prensa para extraer la carne de la cáscara y se seca con fuego, luz solar u hornos hasta lograr la pulpa seca.

Esta pulpa o copra  se exprime o disuelve con disolventes.  El producto conseguido es el aceite de coco.

Procedimiento húmedo

Este proceso emplea el coco crudo y con la proteína en el coco se logra una emulsión de aceite y agua.

Actualmente se usan centrifugadoras y tratamientos como combinación de frío, calor, electrólisis  y ondas expansivas, entre otros.

Este procedimiento es menos viable que el seco por los costos y la eficacia del mismo.

El aceite de coco virgen se  produce a partir de la leche de coco fresco, la pulpa o residuos. A partir de la carne fresca requiere eliminar la corteza y el lavado.

Posteriormente se muele en húmedo o se seca  el residuo  y se emplea una prensa de tornillo para extraer el aceite.

El aceite de coco refinado, blanqueado y desodorizado se obtiene generalmente de la copra seca; la cual se coloca en una prensa hidráulica con calor añadido para extraer el  aceite.

Este aceite “en crudo” no puede consumirse porque posee contaminantes. Por eso es refinado con un calentamiento adicional y posteriormente filtrado.

(Información extraída de Wikipedia)

Hidrogenación

El aceite de coco refinado, blanqueado y desodorizado puede ser hidrogenado. En el proceso de hidrogenación, las grasas monoinsaturadas y los ácidos grasos poliinsaturados  se fusionan con hidrógeno para aumentar la saturación.

Propiedades del aceite de coco

Es reconocido por sus propiedades adelgazantes, nutritivas e hidratantes. Si bien existen diferentes aceites de coco, el aceite virgen es el  recomendado por especialistas y por quienes han comprobado sus cualidades.

La principal propiedad es la medicinal, pues posee una composición única de ácidos grasos de cadena media que generan  beneficios en la salud corporal.

Dado que contiene ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico,  tiene propiedades antimicrobianas, antibacterianas, antioxidantes, anti fúngicas, y  calmantes.

Aceite de coco y sus beneficios para la salud

Cuidado del cabello.

El aceite de coco es un  nutriente  natural para el cabello; favorece  el crecimiento sano del pelo y  le otorga brillo pues reduce la pérdida de proteínas.  Puede emplearse como acondicionador.

Enfermedades del Corazón.

Dado que posee aproximadamente el cincuenta por ciento de ácido láurico, previene problemas cardíacos relacionados con el colesterol y la presión alta.

Cuidado de Piel

Funciona como un humectante eficaz para todo tipo de piel. Previene la deshidratación y descamación. Además  retarda la aparición de arrugas y laxitud de la piel propias del  envejecimiento.

Ayuda en el tratamiento de enfermedades e infecciones de la epidermis. Se recomienda para atenuar la psoriasis, la dermatitis y diferentes eczemas.

Pérdida de peso

Posee  ácidos grasos de cadena media y corta que aumentan la tasa metabólica del cuerpo y ayudan a perder el peso excesivo. Dado que se digiere fácilmente beneficia  el funcionamiento del sistema endocrino.

Inmunidad

Es recomendado  para favorecer el sistema inmunológico porque tiene lípidos antimicrobianos, ácido láurico y ácido cáprico. Estos ácidos poseen propiedades antibacterianas, anti fúngicas y antivirales.

Digestión

El aceite de coco previene problemas del sistema digestivo, inclusive  el síntoma de intestino irritable. Las grasas saturadas tienen propiedades antimicrobianas y combaten  bacterias, hongos y parásitos que pueden causar indigestión.

Infografía aceite de coco

Comparte esta infografía en tu página

Usos más comunes del aceite de coco

  • Alimentos

El aceite de coco es empleado en la cocina. En algunos países se usa especialmente para freír. Así,  es un sabor conocido en muchos curry del sur de Asia.

Es usado y valorado, además, en productos de panadería, pastelería, y fritos.

El aceite de coco parcialmente hidrogenado es utilizado en cremas no lácteas y alimentos de bocado como las palomitas de maíz.

  • Industria

Se usa como materia prima para el biodiesel que se emplea como combustible para motores diesel. También es utilizado como  lubricante de motores y como  aceite del transformador.

  • Uso personal

El aceite de coco se recomienda  como crema hidratante de la piel,  como tratamiento para el acné y para reducir la pérdida de proteína cuando se usa en el cabello.

También en tratamientos para adelgazar, tema del que hablaremos profundamente en este sitio.

El aceite de coco puede adquirirse por internet o en las tiendas dedicadas a la venta de artículos comestibles. También suele encontrarse en cadenas de farmacias o perfumerías.